Al destape_Varias máscaras para un solo terrorismo

14 Nov

TERRORISMO ISLÁMICO-TERRORISMO ALIMENTARIO

banksy

Nos escandalizamos de la muerte provocada hoy en Francia y anteriormente en Estados Unidos, Inglaterra, Rusia y en España por los islamistas, cuando las armas con las que nos matan a los occidentales proceden de nuestras fábricas.

Es curioso no, que busquemos el enemigo fuera, cuando la causa material e ideológica procede de nuestra sociedad occidental, ávida de petróleo, alimentos y demás riquezas que hay que controlar y consumir como locos por encima de nuestras necesidades.
El dolor provocado por nuestras armas, cuando son usadas en territorios enemigos islamistas, ya no nos producen escalofríos, y las muertes inocentes provocadas son centenares de veces superior a las que provocan los islamistas en occidente.

El odio al occidental y el odio al islamista se retroalimentan.

Seguro que quien mueve los hilos detrás de las bambalinas son los mismos descerebrados, que quieren hacernos vivir aquí y allí con el miedo en el cuerpo, para que no seamos libres y seguir manejando el rebaño humano a su antojo.

Lo mismo ocurre con el terrorismo alimentario. Según la OMS, el 59% de las muertes en el mundo son provocadas por la comida basura de multinacionales alimentarias que veneramos, comprando como borregos en los supermercados sus productos, y nuestros queridos representantes políticos, cínicamente mirando para otro lado.

Los mismos capitales invierten en armamento y en industrias alimentarias mortíferas.

Pero estos capitales provienen también del pequeño ahorrador que deja en manos de grandes bancos sus ahorros, para que le den la máxima rentabilidad y lógicamente invirtiendo en armas, alimentación basura y farmacéuticas, es como nos pueden dar un “poquito” más de rendimiento.

O sea que las armas más letales son por este orden:

1º- Industria alimentaria: 56 millones de muertes al año

2º- Armamento: Solo niños, 200.000 muertos por año y 600.000 heridos gravemente y/o discapacitados de por vida.

3º- Industria Farmacéutica. Los efectos secundarios ya son la tercera causa de muerte. Datos recogidos del libro “medicamentos que matan y crimen organizado”.

Que cada cual juzgue si el enemigo está fuera de nosotros o lo tenemos dentro de nuestra casa.

Somos Sociedades enfermas y nosotros mismos nos estamos eliminando.

¿Hay solución? Sí que hay solución. Pero empieza, no delegando responsabilidades en humanos (políticos) que están igual o más enfermos que nosotros, comiendo menos y más sano, no invirtiendo en bolsa ni dejando el dinero en los bancos, para que inviertan en lo que les da la gana y consumiendo menos medicamentos y más plantas medicinales y otras terapias de bajo coste inocuas, tal y como propone la DulceRevolución.

Gracias a : Josep Pàmies

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: